Roma – Fin de año 2015/2016

Por fin visitamos Roma. Llevaba mucho tiempo ya en mi lista de los imprescindibles.

LLEGADA y primer paseíto

Domingo, 27 de Diciembre del 2015

Tenemos el vuelo con Ryanair muy muy pronto, a las 6:30 h. Embarcamos muy puntuales pero tenemos que quedarnos un ratillo en el avión esperando porque las alas estaban congeladas…

Una vez que llegamos a Roma, cogemos el autobús de Ryanair que nos deja en la Estación de Termini. Este fue el primer rollo de la mañana. Unas cuantas colas diferentes que nadie sabe dónde ponerse y el personal de los buses antipáticos. Al final tenemos que esperar casi una hora hasta que nos podemos subir al bus.

Cuando llegamos a Termini decidimos ir andando hasta el apartamento. En el camino me llama un chico de la agencia preguntando a ver cuando llegamos y quedamos como 15 minutos después. Cuando llegamos al apartamento y tocamos el timbre nos abre una rusa diciendo que ella todavía no ha salido del apartamento y que le han dicho que se puede quedar hasta las 12. Grrrr… al rato (otros 20 min. esperando) llega el chico de la agencia. Le decimos que evidentemente no vamos a soltar ni un duro si no podemos entrar en un apartamento vacío y limpio. Al ratito salen las rusas, dejamos allí las maletas para que vaya el chico de la limpieza. Quedamos entonces con él para las 14:00 h, después de comer.

Nos recomienda una pizzería a la vuelta de la esquina y allí vamos a comernos nuestra primera pizza:

Después de comer nos damos nuestra primera vuelta por el Colloseo. Impresiona.

45

Después de la vuelta, inauguramos el Carrefour Express que hay a apenas 100 m de nuestro apartamento y compramos cosillas para la cena y el desayuno.

Vamos a nuestro apartamento en la Via Ostilia a pocos pasos del Colloseo.

Tenemos que esperar otra media hora larga a que termine el chico de la limpieza y que venga nuestro Giovanni para darnos las llaves y cobrar.. Dioss que impuntuales!!!

El apartamento aparentemente muy cuqui pero bueno, con sus fallos y muy pequeño (mas de lo que parecía en las fotos de la página)…

Vamos a dar nuestro primera paseo de verdad. El plan era llegar hasta la Piazza del Popolo pero solo llegamos hasta la Piazza di Spagna. La del Popolo para otro viaje:

6

Nos vamos desde el apartamento hasta la plaza Venecia pasando nuevamente por el Colosseo, el Anfiteatro y el Mercado.

1234

La plaza de Venecia muy impresionante con su monumento al Emmanuel I. Desde allí subimos por Vía del Corso, eje central del Centro histórico, que comienza en Piazza Venezia y acaba en Piazza Popolo. Vamos derechos al Pantheon para verlo por dentro ya que no sabemos si abren todos los días durante las fiestas.

Panteón de Agripa

El Panteón de Agripa, también conocido como el Panteón de Roma, es una de las obras maestras de la arquitectura de la capital italiana. Es el edificio mejor conservado de la antigua Roma.

La construcción del Panteón actual se llevó a cabo en tiempos de Adriano, en el año 126 d.C. El nombre de Agripa viene dado porque el lugar en el que está construido el edificio actual estaba anteriormente ocupado por el Panteón de Agripa, construido en el año 27 a.C., que quedó destruido debido a un incendio en el año 80 d.C. A principios del siglo VII el edificio fue donado al Papa Bonifacio IV y éste lo transformó en una iglesia, por lo que en la actualidad presenta un perfecto estado de conservación.

Lo que más sorprende de la arquitectura del Panteón son sus medidas: el edificio circular mide exactamente lo mismo de diámetro que de altura: 43,30 metros. La cúpula, con el mismo diámetro, es mayor que la de la Basílica de San Pedro. En el centro de la cúpula se abre un óculo de 8,92 metros de diámetro, que permite que la luz natural ilumine todo el edificio.

La fachada rectangular, que oculta la enorme cúpula, está compuesta por 16 columnas de granito de 14 metros de altura, sobre las cuales se puede ver la inscripción “M.AGRIPPA.L.F.COS.TERTIVM.FECIT”, que significa “Marco Agrippa, hijo de Lucio, cónsul por tercera vez, lo hizo”.

En el interior del Panteón se encuentran las tumbas de numerosos reyes de Italia y multitud de obras de arte. El personaje más conocido que se encuentra enterrado en el Panteón es sin duda el pintor y arquitecto renacentista Rafael.

5

Nos impresionó bastante sobre todo teniendo en cuenta lo antiguo que es. No hay foto que le haga justicia.

6

Cruzamos la Piazza de la Rotonda con su Fontana del Pantheon en el medio. Y seguimos por la Via del Pantheon. Pasamos por delante de la Iglesia di Santa Maria Magdalena.

Salimos de Via del Corso para ver la Plaza de España y su no menos famosa escalinata de Trinitá del Monti. La pena es que la escalinata está de obras.

Plaza de España

La Plaza de España es una de las plazas más conocidas de Roma. Su nombre (Piazza Spagna) viene dado por la ubicación de la embajada española ante la Santa Sede en dicha plaza desde el siglo XVII. Está situada en una de las mejores zonas de Roma: la Via dei Condotti (famosa calle para ir de compras), la Via Frattina y la Via del Babuino (con varios palacios del siglo XVII y XVIII) son algunas de las calles más destacadas de la ciudad.

Escalinata de la Piazza di Spagna

Las escaleras de la plaza, construidas a principios del siglo XVIII para comunicar la plaza con la Iglesia de Trinità dei Monti, son la zona más especial de la plaza. En el mundo de la moda los 135 peldaños de la escalinata son conocidos ya que en ellos se celebra el desfile Donne Sotto le Stelle. Este acontecimiento se celebra a mediados de julio y hace que la Plaza de España se vista de gala.

Fontana della Barcaccia

La fuente situada en el centro de la plaza fue diseñada por Pietro Bernini para el Papa Urbano III. Su construcción concluyó en 1627 a manos de su afamado hijo, Gian Lorenzo Bernini. La Fontana della Barcaccia posee forma de barco y tiene grabados los emblemas de la familia Bernini: soles y abejas.

9

Decidimos que ya es hora para volver dirección apartamento, aparecemos donde la Fontana di Trevi y podemos admirarla de noche.

10

Paramos a descansar en la Basílica de los Santos Apóstoles y seguimos nuestro camino pasando de nuevo por el Mercado y el Colosseo. Roma de noche es preciosa.

1314

Llegamos al apartamento muy cansados y nos cenamos nuestra sopita y un poco de queso y vamos a dormir.

Día 1 : San Clemente, Santi Quattro Coronati, Santa Maria in Domnica, Santo Stefano Rotondo, Pirámide Cayo Cestio, Santa Sabina, Templos Foro Boarium

Lunes, 28 de Diciembre del 2015

Nos ponemos el despertador a las 8 y preparamos el desayuno en la mini cocina. Salimos de casa y nos espera un frío pelón.

7

Primera parada:

Basílica de Santi Quattro Coronati

La Basílica de los Cuatro Santos Coronados (en italiano, Santi Quattro Coronati) es una antigua iglesia romana. Data del siglo IV o V, y está dedicado a cuatro santos y mártires anónimos. El complejo de la basílica con sus dos patios, el Palacio Cardenal fortificado, la capilla de San Silvestre y el Monasterio benedictino o camaldulense con su claustro estilo cosmatesco se alza en una parte verde y silenciosa de Roma, entre el Coliseo y San Juan de Letrán, en una ambientación propia de otra época.

891011

Siguiente parada:

Basílica de San Clemente

La Basílica de San Clemente es un templo cristiano temprano dedicado al Papa Clemente I. Se trata de una iglesia muy notable debido a que funciona como registro arqueológico de la historia de Roma desde los comienzos del cristianismo hasta la Edad Media.

Durante el siglo II d.C., los terrenos sobre los que hoy se encuentra la iglesia estaban ocupados por una mansión romana, propiedad de Tito Flavio Clemente, uno de los primeros senadores romanos que se convirtieron al Cristianismo. La casa era utilizada para realizar reuniones secretas, ya que la religión cristiana estaba prohibida en aquella época.

Posteriormente, en el mismo lugar se construyó un pequeño templo dedicado a Mitra (Dios solar de origen persa), que permanecería en uso para la realización de rituales de iniciación hasta finales del siglo III.

Algunos años después se construyó una gran sala sobre la mansión que, tras el fin de la persecución cristiana en el año 313 d.C., pasaría a convertirse en una basílica bajo la bendición del Papa Siricio.

La iglesia sufrió grandes daños durante los saqueos producidos en el año 1084 a manos de los normandos, por lo que quedó abandonada y sepultada cinco metros por debajo del nivel de las calles. En el mismo terreno se llevó a cabo la construcción de una nueva iglesia bajo las órdenes del Papa Pascual II, que se vería finalizada en el año 1108 y es la misma que se conserva hasta la actualidad.

A simple vista, la Basílica de San Clemente podría parecer un templo como el resto de los que se pueden encontrar en Roma, pero en su interior se pueden encontrar importantes e inimaginables tesoros. La pequeña iglesia posee una rica decoración, de la que merece la pena destacar algunos mosaicos que se conservan desde el siglo XII.

A través de la sacristía es posible acceder hasta la iglesia del siglo IV en la que, entre la oscuridad, el frío y la humedad, aún se pueden ver gran parte de los frescos decorando las paredes, además de algunos fragmentos de los mosaicos que cubrían el suelo del templo.

No sólo es posible acceder hasta la anterior basílica, sino que también se pueden recorrer las antiguas viviendas romanas, realizadas en ladrillo antiguo. En una de las habitaciones se puede ver correr el agua que circula a través de la Cloaca Máxima, el principal sistema de alcantarillado de la antigua Roma.

La Basílica de San Clemente es un templo impresionante, ya que ofrece la posibilidad de recorrer las diferentes construcciones que se realizaron en el mismo lugar durante los siglos anteriores. Nos encantó la visita.

Dentro de la iglesia no se pueden hacer fotos y en la parte subterránea se ve muy mal por lo que solo hay una foto de la página oficial, otra hecha con el móvil y otra del patio…

121314

La siguiente visita hubiera sido la Basílica di Santa Maria in Domnica alla Navicella pero llegamos y había justo una misa de defunción, por lo que pasamos de verla y fuimos a ver la siguiente en la lista.

Basílica Santo Stefano Rotondo

Basílica Santo Stefano Rotondo, también conocido como Santo Stefano al Monte Celio, es una antigua basílica en Roma (Italia). Está en el monte Celio, en Via di Santo Stefano, 7 con la particularidad que el altar es redondo.

1516

Salimos de la iglesia y nos vamos por Clivo di Scauro llegando a la Piazza dei Santi Giovanni e Paolo y visitamos su iglesia, donde estaba todo adornándose para una boda. ¡Precioso!

Basílica dei Santi Giovanni e Paolo

Su edificación se comenzó en 398. Primeramente se utilizó por una comunidad cristiana y más tarde se convirtió en el lugar de entierro de los mártires Juan y Pablo: la tradición dice que fue el hogar de los dos hermanos santos, que fueron martirizados en el interior en 362, durante el reinado del emperador Juliano, pero es más probable perteneciera a la familia del fundador, Pamaquio (se menciona por primera vez en las actas de un sínodo celebrado por el Papa Símaco en 499 el nombre de Titulus Pamaquio, o Byzantio Titulus).

La iglesia original fue dañada por los visigodos de Alarico I durante el saqueo de Roma (410), luego por el terremoto de 442 y finalmente fue saqueada por los normandos en 1084: el Papa Pascual II promovió la restauración, y añadió la torre y porche, para sustituir el nártex original, el edificio estuvo continuamente en construcción durante los siglos siguientes (grandes intervenciones promovidas en 1715 por el cardenal Fabrizio Paolucci). El aspecto actual se confirió en 1951, cuando el cardenal Francis Joseph Spellman restauró la fachada.

En la Iglesia se encuentra actualmente la urna con los restos mortales de San Pablo de la Cruz, fundador de la Congregación de la Pasión. Es la Casa General de los Pasionistas, sede del Superior General y su consejo, donde también se guarda el archivo general y reside una comunidad de estudiantes.

1718

Pasamos por delante de San Gregorio Magno al Celio pero no entramos.

19

Ya se va acercando la hora de comer. Pasamos por delante del Circo Massimo (impresionante) y nos paramos enfrente de la FAO (Food and Agriculture Organization of the United Nations ) a comer. Muy rico y muy barato en el Max Roma Caffè.

2021

Seguimos bajando la Viale Aventino para llegar hasta la Porta San Paolo dónde está la Pirámide de Cayo Cestio.

22

Pirámide Cayo Cestio

La Pirámide Cestia (o Pirámide de Cayo Cestio) es una pirámide de estilo egipcio que se encuentra en Roma, junto a la Porta San Paolo y al cementerio protestante de la ciudad.

Se construyó en torno al año 12 a. C. como sepulcro para Cayo Cestio Epulón, magistrado. Su base, cuadrada, tiene alrededor de 30 metros de lado, y alcanza una altura de 36,40 metros. Está recubierta de mármol, aunque su construcción interna está realizada en ladrillo. En los lados oriental y occidental se encuentran sendas inscripciones en latín donde se registra tanto el nombre de Cestio, como las circunstancias de la construcción, que según esto duró 330 días. El texto de las inscripciones es: C. Cestia L.F. Pob. Epulo pr. tr.pl. VII vir epulonum Opus apsolutum ex testamento diebus CCCXXX arbitratu L. Ponti P.F. Cla. Melae heredis et Pothi L.

En la época de los Césares, comienzan a construirse en Roma tumbas gigantescas, algunas de ellas, como la de Cayo Cestio, inspirada en modelos del Egipto de los Ptolomeos. En tiempos pasados se pensó que la pirámide era la tumba de Remo. En el siglo III, la pirámide se incluyó en la muralla Aureliana.

2324

Fuimos por la Via Marmorata y después Via di Porta Lavernale para ir a ver la Basílica Santa Sabina. Llegamos a Piazza dei Cavalieri di Malta y nos encontramos con una cola de gente delante de una puerta mirando por un agujero. ¿Qué es eso? La puerta en cuestión conduce al Priorato de los Caballeros de Malta, los legendarios caballeros cruzados y orden religiosa.

A pesar de que la propiedad está en sus manos desde hace siglos, el sitio ha sido testigo de muchos ocupantes. Originalmente fue un palacio fortificado propiedad de Alberico II, gobernante de Roma desde el año 932 hasta el 954, más tarde se convirtió en un monasterio benedictino para posteriormente estar en manos de los Caballeros Templarios sobre el año 1100, y finalmente pasó a ser propiedad de sus compañeros de armas, los Caballeros de Malta, en el año 1400.

Y si miramos a través del ojo de la cerradura podemos ver perfectamente contenida en ella la cúpula de San Pedro, justo en el centro. Nadie sabe a ciencia cierta si se trata de una mera coincidencia o si el arquitecto lo hizo a propósito.

25

Mientras que esperamos a que nos abrieran la Basílica Santa Sabina, fuimos al Giardino degli Aranci, justo al lado y disfrutamos de la vista sobre Roma y el Vaticano.

26

Basílica Santa Sabina all’Aventino

Santa Sabina es una basílica temprana, del siglo V. Fue construida por el sacerdote Pedro de Iliria, un cura dálmata, entre 422 y 432, después del saqueo de Alarico I. Se alzó en el lugar donde estaba la casa de la matrona romana Sabina, quien fue posteriormente canonizada como santa cristiana. En origen estaba cerca de un templo de Juno.

En 1219, la iglesia fue entregada por el papa Honorio III a santo Domingo, para su nueva orden, la Orden de Predicadores, hoy comúnmente llamados dominicos. Desde entonces, ha sido su cuartel general.

27282930

Bajamos por Clivo di Rocca Savella para llegar hasta la Via di Santa Maria in Cosmedin.

Templos del Forum Boarium

El Forum Boarium (Foro Boario) era una zona situada a orillas del río Tíber en la cual se llevaba a cabo el mercado de animales en la antigua Roma. A pesar de que el Forum Boarium fue pasto del fuego en diferentes ocasiones y que, debido a su situación, también sufrió diversas inundaciones, en el lugar aún se conservan los templos de Hércules y Portuno.

Los templos republicanos del Forum Boarium, construidos durante el siglo II a.C., se conservan en muy buenas condiciones debido a que durante la época Medieval fueron consagrados como iglesias cristianas para su protección.

  • Templo de Hércules: El Templo de Hércules, dotado de un aspecto circular rodeado de columnas, presenta una gran similitud con el Templo de Vesta, situado en el Foro.

  • Templo de Portuno: Dedicado al dios de los ríos y puertos, el Templo de Portuno se encuentra situado en lo alto de un podio y rodeado por columnas. Su base es rectangular.

3132

Seguimos nuestro camino por la Vía Luigi Petroselli.

33

Pasando por el Teatro Marcello, donde por cierto se me cayó mi cámara al suelo y se rompió un poco el display.

El teatro de Marcelo es un teatro edificado en la Antigua Roma, parcialmente conservado. Fue promovido por Julio César y acabado por Augusto entre los años 13-11 a. C. Fue el primer teatro de la capital permanente y de piedra, pues hasta entonces habían sido provisionales y de madera, y fue dedicado a Marco Claudio Marcelo, sobrino de Augusto, en un acto de piedad, ya que este príncipe murió prematuramente en el 23 a. C., antes de que este edificio se levantase en el Campo de Marte. En el año 17 a. C., cuando las obras aún no habían sido terminadas, Augusto hizo celebrar en el teatro los famosos Juegos Seculares (ludi saecularis), cantados por Horacio.

Se calcula que la cávea (129,80 metros de diámetro) podía albergar entre 15 000 y 20 000 espectadores, convirtiéndose así en el segundo teatro más grande de la Roma de los Césares, por detrás del de Pompeyo. El espacio destinado al coro tiene 37 metros de diámetro; el escenario, del que no quedan restos, estaba flanqueado por dos salas con ábside, de una de las cuales quedan aún en pie una pilastra y una columna. Detrás del escenario había una gran exedra semicircular con los dos pequeños templos.

El material de fachada es travertino de la cantera del Barco, cerca de los Baños de Tívoli, el mismo que el del Coliseo. Y también como en éste las arquerías se revisten de los órdenes clásicos superpuestos, en este caso el dórico (toscano) abajo y el jónico encima. La estructura del edificio está hecha de concreto, una mezcla líquida que incluye arena, cascotes de piedra, piedra volcánica o pozzolana y cal. La misma se vierte en moldes de madera para darle forma hasta que solidifica, tal como se hace en la actualidad con el hormigón. Mientras el concreto estaba fresco se le adosaba el material de fachada cortado en trozos, tal como se hizo en este caso con el travertino. Está técnica de revestir el concreto fresco con piedra se denomina Opus incertum.

Fue dañado en el incendio del año 64 y durante las luchas entre Vespasiano y Vitelio y fue finalmente abandonado a principios del siglo IV. Rápidamente fue utilizado como cantera pues ya en el mismo s. IV, sus bloques fueron utilizados para reparar el puente Cestio. En el año 1150 fue transformado en fortaleza, lo que le evitó futuras destrucciones.

En el siglo XIII, el edificio fue ocupado por la noble familia Savelli; en el XVIII pasó a ser propiedad de los Orsini. El hermoso palacio renacentista que ocupa el tercer piso de la fachada externa de la cavea es obra del arquitecto Baldassarre Peruzzi.

El Teatro de Marcelo, tal y como lo vemos hoy, es fruto de una meritoria labor de restauración y liberación de los posteriores postizos y ocupantes llevada a cabo entre 1926 y 1932.

343536

Paramos en el Antico Caffé del Teatro di Marcello. Nos salió carísimo pero el chocolate caliente estaba de muerte.

Subimos la Via del Teatro di Marcello hasta llegar a las escalinatas de la Colina Capitolina (Capitolinus Mons), entre el Foro y el Campo Marcio o de Marte, es una de las más famosas y altas de las siete colinas de Roma. La palabra española capitolio deriva de la Colina Capitolina.

Entramos dentro del Monumento a Víctor Manuel II y subimos a la terraza para ver las vistas.

3738

Estamos muy cansado y nos vamos para el apartamento.

3940

Día 2: San Pietro in Vincoli, Santa Maria Maggiore, Catacumbas San Calixto, Termas Caracalla, Scala Sancta y el Sancta Sanctorum, San Giovanni in Laterano, Museos Capitolinos

Martes, 29 de diciembre del 2015

Empezamos el día con la visita a la iglesia de San Pietro in Vincoli.

1

Basílica de San Pietro in Vincoli

La Basílica de San Pietro in Vincoli (San Pedro Encadenado) fue construida en el siglo V para albergar las cadenas con las que San Pedro fue encarcelado en Jerusalén. La iglesia también es conocida por albergar la famosa escultura del Moisés de Miguel Ángel.

Cuenta la leyenda que la emperatriz Eudoxia regaló al Papa León I una de las cadenas con las que San Pedro fue encarcelado en Jerusalén, y éste ordenó la construcción del templo para albergarla. Años más tarde, la segunda cadena fue llevada a Roma, donde milagrosamente se unió a la anterior.

La Basílica de San Pietro in Vincoli es un templo diferente a los demás por su sencillez y su escasa decoración. Bajo el Altar Mayor se encuentra el relicario en el que se guardan las cadenas de San Pedro, el elemento más importante de la iglesia. Otro de los principales atractivos de la basílica es el mausoleo del Papa Julio II, compuesto por una impresionante estatua de Moisés realizada por Miguel Ángel entre los años 1505 y 1515. El mausoleo se encuentra sumido en la penumbra hasta que alguno de los visitantes decide hacer una donación que sirve para iluminarlo, una práctica muy extendida en la mayoría de las iglesias en Roma.

Entre los pequeños altares situados en los laterales de la basílica resultan destacables los que se encuentran situados en el lado izquierdo, donde se pueden observar algunos frescos con curiosas representaciones de esqueletos e imágenes poco comunes en una iglesia.

Basílica de Santa María la Mayor

La Basílica de Santa María la Mayor (Basilica di Santa Maria Maggiore) es una antigua basílica católica considerada la más grande de las iglesias dedicadas a la Virgen María en Roma siendo una de las cuatro basílicas mayores de la ciudad.

5

Edificada sobre un templo pagano que rendía culto a la diosa Cibeles, la Basílica de Santa María la Mayor fue construida a mediados del siglo IV bajo las órdenes del Papa Liberio. Según la leyenda, la Virgen apareció ante el Papa indicándole las instrucciones para la construcción de la iglesia, y la forma de la planta fue diseñada por una milagrosa nevada.

Con el paso de los años la basílica ha tenido nombres muy variados, como Santa María de las Nieves (debido a la nevada que indicó la forma de la iglesia), Santa María Liberiana (debido al Papa Liberio), Santa María del Pesebre (al recibir una reliquia del Santo Pesebre), y por último fue llamada Santa María la Mayor, ya que es la mayor de las 26 iglesias de Roma dedicadas a la Virgen María.

La basílica muestra estilos arquitectónicos muy variados, desde el paleocristiano hasta el barroco. El edificio completo fue restaurado y reformado durante el siglo XVIII, por lo que la fachada y una gran parte de la decoración interior procede de este periodo. A pesar de esto, la iglesia conserva el campanario, algunos mosaicos y suelos de mármol del periodo medieval y algunas columnas jónicas procedentes de otros edificios de la antigua Roma, además de los espléndidos mosaicos del siglo V.

La decoración del techo se conserva desde el periodo del Renacimiento, mientras que las cúpulas y las capillas pertenecen a la época Barroca.

Después a ver las Catacumbas de San Calixto, para ello cogemos el metro en la estación de Termini y luego un bus hasta las tumbas. Lo de la puntualidad de los buses es otro tema. No sé si esperamos media hora…

Las Catacumbas de San Calixto

Las Catacumbas de San Calixto empezaron a existir hacia la mitad del siglo II y forman parte de un complejo que ocupa una extensión de 15 hectáreas, con una red de galerías de casi 20 km. en distintos pisos, y alcanzan una profundidad superior a los 20 metros. En ellas se enterró a decenas de mártires, 16 Papas y muchísimos cristianos. Reciben su nombre del diácono San Calixto, designado a principios del siglo III por el Papa Ceferino como administrador del cementerio. De ese modo, las catacumbas de San Calixto se convirtieron en el cementerio oficial de la Iglesia de Roma. El cementerio subterráneo consta de distintas áreas. Las Criptas de Lucina y la zona llamada de los Papas y de Santa Cecilia son los núcleos más antiguos (siglo II).

Después de una explicación en la entrada te llevan a dentro con un guía, no puedes alejarte mucho porque perderte allí sería complicado volver a salir.

6

La visita nos ha gustado mucho aunque a veces da un poco de repelús al ver la cantidad de huecos pequeños que hay donde enterraban a niños…

Vamos con el autobús 118 a ver las Termas de Caracalla.

Termas de Caracalla

Construidas entre los años 212 y 216 bajo el mandato de Marco Aurelio Antonino Basiano, más conocido como el emperador Caracalla, las Termas de Caracalla fueron uno de los mayores y más espectaculares complejos termales de la antigüedad.

7

A pesar de que hoy sólo quedan muros de ladrillo y grandes bóvedas desplomadas, aún se conservan los restos del esplendor que siglos atrás reinaba en las Termas de Caracalla. Las termas eran uno de los pasatiempos preferidos por los romanos, que acudían a ellas con regularidad tanto para mantener su higiene, como para mejorar sus relaciones sociales.

En el vasto recinto que ocupaban las termas, los ciudadanos podían no sólo utilizar los baños públicos, sino que también dedicaban su tiempo a hacer ejercicio, acudir a la biblioteca, pasear por los jardines o rendir culto al dios Mitra y otras divinidades paganas visitando el templo. Las termas constituyen una maravilla arquitectónica teniendo en cuenta la fecha de su construcción, ya que contaban con efectivos sistemas de abastecimiento de agua, así como de calefacción y desagüe. Los hornos de leña que alimentaban los esclavos servían para calentar los suelos y paredes de las termas, además del agua.

8

Revestidas de mármol y decoradas con preciadas obras de arte, las Termas de Caracalla fueron las más suntuosas que se construyeron en la antigüedad. Aunque posteriormente fueron superadas en extensión por las Termas de Diocleciano, éstas no fueron capaces de igualar su esplendor.

Tras permanecer en funcionamiento durante más de trescientos años, las termas dejaron de utilizarse de forma obligada en el año 537 cuando los acueductos que abastecían de agua a la ciudad fueron destruidos por los bárbaros. Las esculturas y materiales valiosos que decoraban las termas fueron saqueados y, posteriormente, en el año 847 un terremoto sacudió el edificio destruyendo parte de él. Las termas en la actualidad: A pesar del paso de los siglos y a los saqueos que sufrieron, aún conservan la planta de los edificios y gran parte de las impresionantes paredes que formaban el recinto. Dando uso a la imaginación es posible sumergirse en el esplendor de tiempos pasados.

Como estamos cerca del Circo Massimo y es la hora de comer, decidimos volver a ir a comer a Max Roma Caffè.

11

Desde allí cogemos el tranvía número 3 hasta la Viale Carlo Felice. De aquí nos vamos a ver la Scala Sancta.

Scala Santa y Sancta Sanctorum

A escasos metros de la basílica de San Giovanni in Laterano se encuentra la capilla Sancta Sanctorum. Era la capilla principal que utilizaban los primeros pontífices y fue trasladada desde el palacio Laterano, antigua sede papal y adyacente a la basílica de San Juan de Letrán, hasta el edifico actual, a unos pocos metros de distancia.

La Capilla contiene una imagen arquiropoeta (no pintada por ningún ser humano) de Cristo. También podemos ver la Scala Santa, una escalinata de 28 escalones de mármol que se encuentran cubiertos por un recubrimiento de madera. Se cuenta que la Scala Santa es la escalera por la que Jesús subió hacia el palacio de Poncio Pilato en Jerusalén. Únicamente es posible subir los 28 peldaños de la Scala Santa de rodillas y si se quiere subir a pie se debe hacer por unas escaleras situadas en el extremo de la Santa Scala.

12

No entramos a la Sancta Sanctorum por costar bastante la entrada.

Cruzamos la calle y vamos a hacer cola para entrar en la Básilica de San Juan de Letrán.

13

Basílica de San Juan de Letrán

Erigida en el siglo IV en honor a San Juan Bautista y al evangelista San Juan, la Basílica de San Juan de Letrán (Basílica di San Giovanni in Laterano) es la más importante de las cuatro basílicas mayores, además de ser la Catedral de Roma.

Edificada bajo las órdenes del Constantino el Grande durante el siglo IV, la Basílica de San Juan de Letrán fue la primera iglesia que se construyó en Roma.

14

A comienzos del siglo IV el emperador Constantino despojó a la familia Laterani de sus tierras con el fin de construir sobre ellas la primera basílica romana.

A pesar de que con el paso de los años la iglesia ha sufrido las consecuencias de un terremoto y varios incendios, se ha visto expuesta a diversas reconstrucciones, por lo que aún conserva su forma primitiva, además de un bello claustro del siglo XIII y un antiguo baptisterio que se encuentra profundamente restaurado.

La Basílica de San Juan de Letrán ha tenido un importante papel en la historia, ya que hasta 1870 todos los Pontífices fueron investidos en ella. A día de hoy, la iglesia no ha perdido la importancia que la caracterizaba en el pasado ya que, el Papa, como obispo de Roma, continúa celebrando en su interior los oficios de Jueves Santo.

El pórtico de dos pisos que se encuentra en la fachada principal de la basílica data del siglo XVIII, y constituye el lugar desde el que el Papa da su bendición cada Jueves Santo. En la parte superior de la fachada, imponentes estatuas de Cristo y los santos esculpidas durante el siglo XVIII dan la bienvenida a los fieles.

Las puertas centrales de bronce son las originales que se utilizaban en la Curia romana, situada en los Foros Imperiales.

La basílica presenta un interior grandioso y profusamente decorado, desde los techos hasta los suelos decorados con mosaicos sobre los que se erigen imponentes columnas y colosales estatuas.

Siguiente parada Piazza del Campidoglio para ver los Museos Capitolinos. Como ya estamos bastante cansaditos cogemos un bus que nos deja prácticamente en la puerta.

17

Museos Capitolinos

La creación del museo comenzó con la donación de una colección de bronces del Papa Sixto IV en 1471, lo que le convierte en uno de los museos más antiguos del mundo.

18

El museo está compuesto por dos imponentes edificios situados en la Plaza del Campidoglio: el Palacio de los Conservadores (Palazzo dei Conservatori) y el Palacio Nuevo (Palazzo Nuovo). Ambos edificios están unidos por medio de la Galleria Lapidaria, un paso subterráneo que atraviesa la Plaza del Campidoglio sin necesidad de salir de los museos.

Palacio de los Conservadores

Abierto al público en 1734, casi un siglo después del encargo del Papa Clemente XII, el Palacio de los Conservadores contiene una completa pinacoteca que incluye famosas pinturas de autores de la talla de Caravaggio, Tiziano, Rubens y Tintoretto, además de una gran colección de bustos de personajes ilustres.

Uno de los principales atractivos que se pueden encontrar en esta parte del museo es la figura original de la Loba Capitolina, aunque también se pueden ver otras obras de gran valor como el Ritratto di Carlo I d’Angiò de Arnolfo di Cambio, de 1277, el primer retrato esculpido de un personaje vivo.

Una de las zonas más llamativas del palacio es una sala cubierta por vidrio en la que se expone la estatua ecuestre de Marco Aurelio (el original de la que se expone en la Plaza del Campidoglio), además de los fragmentos que se conservan de algunas estatuas colosales.

Palacio Nuevo

El Palacio Nuevo está dedicado principalmente a la exposición de la mayoría de las obras escultóricas de la colección, casi todas ellas copias romanas de originales griegos.

Entre las mejores obras del museo se encuentra la Venus Capitolina, una escultura de mármol realizada entre los años 100 y 150 d.C., aunque también se pueden ver otras conocidas obras como El Discóbolo, o la imagen de Gálata moribundo.

En la Sala de los filósofos se pueden ver excelentes bustos de los principales personajes de la antigua Grecia, que anteriormente decoraban los jardines y bibliotecas de las personas más pudientes.

Día 3 : Coliseo y Palatino, Foro Romano, Circo Massimo, Santa María in Cosmedin, S. Ignacio de Loyola, Isla del Tiber

Miércoles, 29 de diciembre del 2015

A partir de hoy somos 8, ya han venido Yoli y Pablo y Puri y María. Quedamos en nuestro apartamento y después nos vamos al Coliseo.

25

Coliseo de Roma

26

El Coliseo es el principal símbolo de Roma, una imponente construcción que, con casi 2.000 años de antigüedad, os hará retroceder en el tiempo para descubrir cómo era la antigua sociedad del Imperio Romano.

La construcción del Coliseo comenzó en el año 72 bajo el régimen de Vespasiano y terminó en el año 80 durante el mandato del emperador Tito. Tras la finalización de la construcción el Coliseo se convirtió en el mayor anfiteatro romano, con unas dimensiones de 188 metros de longitud, 156 metros de anchura y 57 metros de altura.

27

El Coliseo en la Antigüedad

Durante el Imperio Romano y bajo el lema de “Pan et Circus”, el Coliseo Romano (conocido entonces como Anfiteatro Flavio) permitía a más de 50.000 personas disfrutar de sus espectáculos preferidos. Las muestras de animales exóticos, ejecuciones de prisioneros, recreaciones de batallas y las peleas de gladiadores acompañaron durante años al pueblo romano. El Coliseo permaneció en activo durante más de 500 años. Los últimos juegos de la historia fueron celebrados en el siglo VI.

A partir del siglo VI el Coliseo sufrió saqueos, terremotos e incluso bombardeos durante la Segunda Guerra Mundial. Con un gran instinto de supervivencia, el Coliseo fue utilizado durante décadas como almacén, iglesia, cementerio e incluso como castillo para la nobleza.

El Coliseo en la Actualidad

Actualmente el Coliseo es, junto con el Vaticano, el mayor atractivo turístico de Roma. Cada año lo visitan 6 millones de turistas. El 7 de julio de 2007 el Coliseo se convirtió en una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno. El nombre original “Anfiteatro Flavio” fue sustituido por el de Coliseo debido a la gran estatua de Nerón que se encontraba situada en la entrada de la Domus Aurea, “El Coloso de Nerón”. La Domus Aurea fue un gran palacio construido bajo las órdenes de Nerón tras el incendio de Roma. El emperador Tito inauguró el Coliseo con 100 días de juegos, lo que costó la vida a más de 2.000 gladiadores. El Coliseo tenía un techo de lona para proteger a la gente del sol. Debajo de la arena se situaban la maquinaria y las jaulas. Existen diversas teorías sobre que el Coliseo se llenaba de agua para la representación de batallas navales, aunque por el momento no ha habido investigaciones concluyentes. Cada Viernes Santo el Papa preside el Vía Crucis en el Coliseo. Siempre ha sido un lugar muy unido a la iglesia y este día se recuerda a los primeros cristianos que murieron en la arena.

Junto al Coliseo está el Arco de Constantino.

28

Arco de Constantino

El Arco de Constantino fue erigido en el año 315 en conmemoración de la victoria de Constantino I el Grande en la batalla del Puente Milvio. Se encuentra situado entre el Coliseo y la Colina Palatino.

Construido a partir de piezas de edificios anteriores, el Arco de Constantino es el más moderno de los arcos de triunfo que se realizaron en la antigua Roma. Tiene una altura de 21 metros, una anchura de 25 y está compuesto a su vez por tres arcos.

En los relieves del monumento, realizado con bloques de mármol, se pueden ver estatuas extraídas del Foro de Trajano y algunos relieves en los que aparece Marco Aurelio repartiendo pan entre los pobres, además de la representación de Trajano tras su victoria frente a los Dacios.

La inscripción de la parte superior, realizada originalmente en letras de bronce, dice lo siguiente: “Al Emperador César Flavio Constantino, el más grande, pío y bendito Augusto: porque él, inspirado por la divinidad, y por la grandeza de su mente, ha liberado el estado del tirano y de todos sus seguidores al mismo tiempo, con su ejército y sólo por la fuerza de las armas, el Senado y el Pueblo de Roma le han dedicado este arco, decorado con triunfos”.

Palatino

29

Ubicado a 40 metros de altura sobre el Foro Romano, el Monte Palatino es la más céntrica de las siete colinas de Roma y compone una de las partes más antiguas de la ciudad. El Monte Palatino está considerado la cuna de la capital italiana y se cree que estuvo habitado desde el año 1000 a.C.

Durante el periodo republicano, los ciudadanos romanos pertenecientes a la clase alta se instalaron en el Monte Palatino construyendo suntuosos palacios, de los que en la actualidad aún se conservan importantes vestigios.

Cuenta la mitología romana que la cueva en la que vivía Luperca, la loba que cuidó de Rómulo y Remo, se encontraba situada en el Monte Palatino. Según la leyenda, cuando los hermanos crecieron decidieron formar una ciudad a orillas del río pero, al no ponerse de acuerdo en algunos puntos de la decisión, Rómulo mató a Remo y fundó la ciudad de Roma.

Circo Máximo de Roma

Los circos romanos constituían las instalaciones lúdicas más importantes de las ciudades romanas, además de los teatros y anfiteatros. Se trataba de un recinto alargado en el que se celebraban los juegos públicos, consistentes en carreras de carros y diferentes espectáculos.

El Circo Máximo de Roma (Circo Massimo), situado entre los montes Aventino y Palatino, era un recinto alargado con espacio para 300.000 espectadores. La pista de arena, con unas dimensiones de 600 metros de longitud y 225 metros de anchura, hacía del Circo Máximo el mayor de Roma, por delante del Circo Flaminio y el Circo de Majencio.

En el Circo Máximo se realizaban diferentes competiciones, entre las que destacaban las carreras de carros, en las que los participantes trataban de dar siete vueltas al Circo Máximo. Los corredores, montados en pequeños carros tirados por caballos, se jugaban mucho más que su prestigio o grandes premios en las carreras, ya que muchos de ellos eran esclavos luchando por su libertad.

Durante los juegos públicos también se llevaban a cabo exhibiciones ecuestres, el conocido como “Ludus Troianus”, un simulacro de batallas llevado a cabo por los jóvenes aristócratas romanos, o bien las carreras pedestres, que duraban varias horas y se realizaban a pie. Todas las competiciones tenían el aliciente de las importantes apuestas que se llevaban a cabo.

Actualmente apenas quedan restos de lo que fue el Circo Máximo, tan sólo se puede observar la enorme explanada que conserva la forma que tuvo en su día el recinto, lo cual suele provocar decepción en los turistas que lo visitan tratando de encontrar al menos las ruinas del recinto.

33

Foro Romano

El Foro Romano era la zona en la que se desarrollaba la vida pública y religiosa en la antigua Roma. El Foro es, junto con el Coliseo, la mayor muestra de grandeza del Imperio Romano que se puede ver en la actualidad.

34

Al finalizar el Imperio, el Foro Romano se dejó en el olvido y poco a poco quedó enterrado. Aunque en el siglo XVI ya se conocía la existencia y la ubicación del Foro, no fue hasta el siglo XX cuando se realizaron las excavaciones.

Como curiosidad, el área en el que se encuentra el Foro fue en sus inicios una zona pantanosa. En el siglo VI a.C. el área fue drenada mediante la Cloaca Máxima, uno de los primeros sistemas de alcantarillado del mundo.

Además del gran número de templos que hay en el foro (Saturno, Venus, Rómulo, Vesta, etc.), conviene prestar especial atención a los siguientes puntos de interés:

Vía Sacra: Era la principal calle de la antigua Roma y comunicaba la Plaza del Campidoglio con el Coliseo.

Arco de Tito: Es un arco del triunfo que conmemora la victoria de Roma sobre Jerusalén. Fue construido tras la muerte del emperador Tito.

35

Arco de Severo Séptimo: Arco erigido en el año 203 d.C. para conmemorar el tercer aniversario de Severo Séptimo como emperador.

Templo de Antonino y Faustina: Construido en el siglo II, el templo de Antonino y Faustina destaca por ser el templo mejor conservado del Foro Romano.

36

Basílica de Majencio y Constantino: Si bien está derruida en su mayor parte, su tamaño da motivos para pensar que fue uno de los edificios más importantes del Foro Romano.

La Curia: En este edificio se reunía el Senado para tomar decisiones administrativas y sobre el Gobierno de Roma.

Columna de Foca: Erigida en el año 608 d.C. en honor al emperador de Bizancio, esta columna de más de 13 metros de altura es una de las pocas que han permanecido en pie desde que fue erigida.

Atravesamos todo el foro y salimos por un arco cerca de la Plaza de Venecia. Cerca de allí hay el Foro Trajano.

Mercado de Trajano

Construido entre los años 100 y 110 d.C., el Mercado de Trajano es el primer centro comercial cubierto de la historia. El complejo se construyó en ladrillo y estaba formado por seis plantas a lo largo de las cuales se distribuían más de 150 locales comerciales.

37

El Mercado de Trajano acoge en la actualidad el Museo de los Foros Imperiales.

Al visitar el museo es posible recorrer las diferentes partes que se conservan del mercado, además de visitar las exposiciones en las que se muestran los diferentes aspectos de los Foros Imperiales.

Las exposiciones constan de maquetas y vídeos que acompañan a los diferentes restos que se conservan de los Foros Imperiales para tratar de transportar a los visitantes hasta la época clásica romana.

Aunque no goza de tanta fama como el Coliseo, el Mercado de Trajano conserva una importante parte de su aspecto original y constituye una visita realmente interesante.

Al salir del Mercado pasamos de nuevo por delante del Monumento de Víctor Manuel II.

4243

Siguiente parada la Boca de la Verdad. A ver si no hay mucha cola…

Boca de la Verdad

Siguiente parada: iglesia de Santa María in Cosmedin para ver Bocca della Veritá

44

La Boca de la Verdad (Bocca della Veritá) es una enorme máscara de mármol de fama mundial, de la que se cuenta que mordía la mano de aquél que mentía.

La legendaria escultura de enormes dimensiones, cuenta con un diámetro de 1,75 metros, está dedicada al Dios del Mar representado por un rostro masculino con barba, con los ojos, la nariz y la boca perforados.

Según cuenta la leyenda, Un marido que desconfiaba de su esposa la llevó ante la Boca de la Verdad para comprobar su fidelidad. La mujer reaccionó fingiendo un desmayo y su amante la recogió en sus brazos. Después de esto, la mujer juró ante la Boca de la Verdad que sólo había estado entre los brazos de su marido y del hombre que acababa de recogerla.

Esta es tan sólo una de las muchas leyendas que existen sobre la famosa escultura que, con el paso de los años, continúa generando una enorme expectación. La escultura se encontraba situada en la Plaza de la Bocca della Veritá hasta que en 1632 fue trasladada al exterior de una de las paredes de la cercana Iglesia de Santa María in Cosmedin, lugar en el que continúa hoy en día.

45

Salimos de la iglesia y cruzamos el río Tiber por el Ponte Palatino con vistas al Ponte Rotto, el Puente Emilio o Ponte Rotto, fue el primer puente de mampostería de Roma.

46

Isla Tiberina

La isla Tiberina se encuentra ubicada en el río Tíber, en el trecho en que éste atraviesa Roma, cerca de la Colina Capitolina. Es famosa debido a que albergaba al Templo de Esculapio, el dios romano de la medicina.

Posee una forma similar a la de una barca, y cuenta con algo más de 270 m de largo y cerca de 67 de en su parte más ancha.

Cruzamos la isla sin poder ver la iglesia San Bartolomeo por estar cerrada ya. Pasamos por el centro y volvimos en Bus a casa.

Día 4: Museos Vaticanos, Plaza y Basílica de San Pedro, Castel Sant’ Angelo, Trastevere

Jueves, 31 de diciembre del 2015

Hoy tocaba ver el Vaticano. Fuimos andando (unos 15 min.) hasta el metro MANZONI para coger la línea A y luego hasta la parada de Ottaviano. Desde aquí son unos 10 minutos andando hasta la Plaza de San Pedro.

Cuando llegamos a la plaza de San Pedro, nos encontramos con mucha cola para poder entrar en la Basílica de San Pedro por las medidas de seguridad además nos avisan que van a cerrar la basílica para prepararla para la charla del Papa el día siguiente por lo que no es seguro que aunque hagas la cola puedas entrar. Como teníamos la entrada reservada para los Museos Vaticanos con hora fija, pues no dio tiempo. Preguntamos a un guardia a ver si podríamos ir el día 1 y nos dijo que bueno sí, había el Urbi et Orbi pero después se podría, así que planeamos ir el día siguiente a probarlo de nuevo.

47

Plaza de San Pedro

La Plaza de San Pedro es una de las plazas más bonitas y grandes del mundo. Se encuentra situada en El Vaticano, a los pies de la Basílica de San Pedro.

Las dimensiones de la plaza son espectaculares: 320 metros de longitud y 240 metros de anchura. En las liturgias y acontecimientos más destacados la Plaza de San Pedro ha llegado a albergar más de 300.000 personas.

La construcción de la plaza se llevó a cabo entre 1656 y 1667 de la mano de Bernini, con el apoyo del papa Alejando XII.

Lo más impresionante de la plaza, además de su tamaño, son las 284 columnas y 88 pilastras que bordean la plaza en un pórtico de cuatro filas. En lo alto de las columnas hay 140 estatuas de santosrealizadas en 1670 por los discípulos de Bernini.

En el centro de la plaza destaca el obelisco y las dos fuentes, una de Bernini (1675) y otra de Maderno (1614). El obelisco, de 25 metros de alto, fue llevado a Roma desde Egipto en 1586.

48

Nos vamos entonces hacía los Museos Vaticanos. Una cola tremenda pero al tener la entrada sacada por internet, vas directo.

Museos Vaticanos

Los orígenes de estos museos se remontan a 1503, año en que el recién nombrado Papa Julio II donó su colección privada. Desde ese momento tanto familias particulares como otros papas han ido aumentando la colección de los museos hasta convertirla en una de las más grandes del mundo.

49

Actualmente los Museos Vaticanos reciben más de 4 millones de visitantes anuales, aunque sin duda, una de las razones de esto es que constituyen la puerta de entrada a la Capilla Sixtina.

Los museos estaban petados lo que hizo que desluciera todo un poco. Ibamos en mogollón todos juntos y casi no hubo ni posibilidad de pararse. Una pena. Aquí una lista de todos los Museos:

Museo Pío – Clementino: Creado gracias a los papas Clemente XIV y Pío VI, este museo reúne las obras griegas más importantes del Vaticano.

Apartamento de Pío V: Obra del papa Pío V, reúne tapices flamencos de los siglos XV y XVI, una colección de cerámicas medievales y otra de mosaicos medievales en miniatura.

Galería de los Candelabros: Estatuas romanas copias de originales griegos y enormes candelabros del siglo II d.C. decoran esta elegante galería.

Museo Etnológico Misionero: Contiene obras de arte de todas las misiones pontificias del mundo, entre las que se incluyen objetos procedentes del Tíbet, Indonesia, India, Extremo Oriente, África y América.

Galería de mapas cartográficos: Realizados entre los años 1580 y 1585, los preciosos mapas pintados al fresco sobre los muros de esta galería representan las regiones italianas y las posesiones de la iglesia.

Museo Histórico – Pabellón de Carrozas: En este apartado se muestran carrozas, sillas de montar, automóviles, e incluso la primera locomotora de laCiudad del Vaticano.

Galería de Tapices: Exposición de tapices flamencos creados entre 1523 y 1534.

Museo Pío Cristiano: La colección de antigüedades cristianas está compuesta por estatuas, sarcófagos y restos arqueológicos del siglo VI.

Pinacoteca: A través de las dieciocho salas del edificio de la pinacoteca se muestran obras pictóricas desde la Edad Media hasta 1800.

Sala Sobieski y de la Inmaculada: En ambas salas se muestran lienzos procedentes del “Ottocento” italiano.

Museo Egipcio: Entre las piezas adquiridas por los papas se encuentran algunas impresionantes esculturas egipcias además de los preciados sarcófagos del siglo III a.C. También se pueden ver algunas estatuas de basalto negro (copias de modelos egipcios) procedentes de la Villa Adriana.

Museo Etrusco: Esta parte del museo acoge elementos de cerámica, bronce y oro pertenecientes a la civilización etrusca.

Museo Chiaramonti: Creada gracias a Pío VII Chiaramonti, este galería muestra un millar de esculturas entre las que se incluyen retratos de emperadores, imágenes de los dioses y algunos monumentos fúnebres.

Museo Gregoriano Profano: Sus salas guardan esculturas griegas y romanas de los siglos I al III d.C.

Apartamento Borgia: Los apartamentos que pertenecieron al papa Alejandro VI Borgia sirven hoy como salas de exposiciones para la Colección de Arte Religioso Moderno.

Estancias de Rafael: Rafael y sus discípulos decoraron con un gusto inigualable los apartamentos del papa Julio II.

Sala de la Biga: Una monumental figura de mármol de un carro tirado por dos caballos realizada en el siglo I d.C. llena la estancia dando nombre a la sala.

Lo que más impresiona son todas las pinturas de los techos y paredes.

Capilla Sixtina

La Capilla Sixtina es uno de los mayores tesoros del Vaticano, de Roma y del mundo en general. Es conocida tanto por su decoración, como por ser el templo en el que se elige y corona a los Papas.

56

La construcción del edificio se llevó a cabo entre 1473 y 1481 durante el mandato del Papa Sixto IV, a quien debe su nombre actual. El arquitecto encargado de la construcción fue Giovanni de Dolci, siendo la única obra por la que se le recuerda.

Lo que llama la atención de la Capilla Sixtina no es su arquitectura, sino los frescos que recubren por completo las paredes y el techo. Algunos de los artistas más importantes que trabajaron en ella son Botticelli, Perugino, Luca o Miguel Ángel.

Todos los frescos del techo de la Capilla Sixtina son obra de Miguel Ángel, que tardó cuatro años en pintar la bóveda, desde 1508 hasta 1512.

Si algo destaca en las imágenes del techo son las nueve historias del génesis que ocupan la parte central: Están representadas las escenas desde la Embriaguez de Noé hasta la Separación de la Luz de la Oscuridad.

La Creación de Adán: Sin duda alguna, La Creación de Adán es la imagen más conocida de la Capilla Sixtina. Se encuentra situada en la parte central de la bóveda y representa la historia del Génesis en la que Dios da la vida a Adán.

El Juicio Final: Sobre el altar mayor y con unas dimensiones grandiosas (13,7 por 12,2 metros) se encuentra la otra obra maestra de Miguel Ángel, El Juicio Final, cuadro que representa el Apocalipsis de San Juan.

Decorar el ábside ocupó a Miguel Ángel cinco años de su vida, desde 1536 hasta 1541. Fue un encargo del Papa Pablo III para cubrir los murales que existían hasta ese momento.

Terminamos nuestra visita un poco con mal sabor de boca sobre todo por lo apretado que hemos estado y que te sientes un poco como ganado pasando por muchas salas sin poder apreciar en detalle todo.

57

Como ya apretaba el hambre, fuimos a comer a un restaurante que Miguel encontró en TripAdvisor que estaba bien recomendado.

Después nos fuimos a ver el Castel Sant’Angelo que nos gustó bastante. Al tener la tarjeta Roma Pass, no tuvimos que hacer cola y entramos enseguida y nos lo recorrimos enterito.

Castillo de Sant’Angelo

58

Conocido como Mausoleo de Adriano, el Castillo Sant’Angelo es una fortaleza situada en el margen derecho del río Tíber, a escasa distancia de la Ciudad del Vaticano. La construcción del edificio comenzó en el año 135 bajo las órdenes del emperador Adriano, que pretendía utilizarlo como mausoleo para él y su familia. La edificación concluyó en el año 139, convirtiéndose, poco tiempo después, en un edificio militar que en el año 403 se integraría a la Muralla Aureliana.

El año 590, mientras una gran epidemia de peste devastaba la ciudad, el Papa Gregorio I tuvo una visión del Arcángel San Miguel sobre la cima del castillo, anunciando el fin de la epidemia. En recuerdo de la aparición el edificio se encuentra coronado por la estatua de un ángel.

En el año 1277 se construyó un corredor fortificado de 800 metros de longitud que conectaba el castillo con la Ciudad del Vaticano para que el Papa pudiera escapar en caso de que se encontrara en peligro. Durante los asedios ocurridos en Roma durante 1527, el Papa Clemente VII utilizó la fortaleza como refugio.

El Castillo de Sant’Angelo está dividido en cinco plantas a las que se accede a través de una rampa en espiral que lleva primeramente hasta la cámara de las cenizas y posteriormente hasta las celdas en las que permanecieron encerrados algunos personajes históricos. Avanzando hacia la parte superior del castillo se pueden visitar diferentes estancias que funcionaron como residencia Papal, decoradas con frescos de la época renacentista conservados a la perfección, además de las extensas colecciones de armas.

Las vistas al Vaticano desde la azotea son espectaculares.

Salimos del castillo casi de noche ya y nos fuimos por la calle Lungotevere In Sassia dirección Trastevere.

Trastevere

El Trastevere es uno de los barrios más agradables de la ciudad. Su aire bohemio y tranquilo es capaz de encandilar a los turistas mientras que no deja de atraer a los asiduos ciudadanos romanos.

La vida en el barrio se concentra especialmente alrededor de la Piazza di Santa María in Trastevere, en la que se encuentra la antiquísima Basílica de Santa María en Trastevere. La gran fuente de enfrente del templo sirve como lugar de encuentro, para descansar, o bien como nosotros tomarse un chocolate caliente riquísimo, creo que el mejor que hemos tomado nunca.

Un paseo por las estrechas calles empedradas del Trastevere muestra tesoros ocultos como algunas modestas iglesias medievales, pequeñas tiendecitas con los objetos más peculiares, o bien algunas escenas de la vida cotidiana que parecen sacadas de siglos pasados.

70717273

Antiguamente el Trastevere -“al otro lado del Tevere”, el Tíber- fue el primer barrio emplazado en la orilla derecha del río; en él vivían artesanos, pescadores, comerciantes, así como la comunidad de extranjeros dedicados a actividades portuarias.

Seguimos nuestro camino cruzando el Tíber y adentrándonos de nuevo al centro de Roma. De noche es preciosa.

75

74

Piazza Navona

Dotada de un estilo barroco muy elegante, la Plaza Navona es una de las plazas más bonitas y populares de Roma.

La Plaza Navona ocupa el lugar en el que se situaba el estadio de Domiciano (Circo Agonal) en el año 86, con espacio para más de 30.000 espectadores, en el que los ciudadanos romanos disfrutaban de los juegos atléticos griegos.

Las fuentes de la Plaza Navona

Sin duda el mayor atractivo de la Plaza Navona son las tres fuentes construidas bajo el mandato de Gregorio XIII Boncompagni.

Fontana dei Quattro Fiumi: En el centro de la Plaza Navona se encuentra la “Fuente de los Cuatro Ríos”, construida por Bernini en 1651. Las cuatro estatuas de la fuente representan a los cuatro ríos más importantes de la época: el Nilo, el Danubio, el Ganges y el Río de la Plata. En el centro está situado un obelisco de 16 metros de altura que perteneció al Circo de Majencio, que fue encontrado en la Vía Apia.

Fontana del Moro: Creada por Giacomo della Porta y perfeccionada por Bernini, que posteriormente añadió los delfines, la Fuente del Moro fue conocida en sus inicios como la “Fuente del Caracol”. Esta fuente está situada en la parte sur de la plaza.

Fontana del Nettuno: Al igual que la Fuente del Moro, la Fuente de Neptuno fue diseñada por Giacomo della Porta, pero permaneció en el abandono desde su creación hasta 1873, cuando la obra fue finalizada por Zappalà y Della Bitta.

Hasta mediados del siglo XIX, cada verano se cerraban los desagües de las tres fuentes y la parte central de la plaza se inundaba para convertirse en “El Lago de la Plaza Navona”.

Piazza di Pietra

El Hadrianeum o templo de Adriano fue construido en 145 d.C. y está ahora incorporado a un edificio situado en piazza di Pietra. El templo fue erigido en honor del emperador Adriano por su sucesor Antonino Pío. Del templo romano sólo se conservan hoy en día once columnas corintias de 15 metros de altura sobre un podio de cuatro metros de altura.

76

Teníamos reservada una mesa en el restaurante Origano en la Via di Sant’Andrea delle Fratte. Cenamos de fábula y no caro. Después nos volvimos andando a casa para comernos nuestras uvas en el apartamento. Pensamos que iba a haber fuegos artificiales pero solo hubo petardos de gente.

Día 5 : Piazza Repubblica, Fontana de Trevi, Panteon, Piazza Navona, Campo de Fiori, Piazza Venezia

Viernes, 1 de enero del 2015

77

El plan de hoy sufrió variaciones por el intento de ver la Basílica de San Pedro además de que el día amaneció lluvioso. Cogimos en frente del Coliseo un taxi que nos dejó al lado de la Plaza de San Pedro.

Y así nos la encontramos. Todo cortado y el Papa saliendo por las pantallas. Nos quedamos un ratito escuchándole bajo la lluvia hasta que decidimos reanudar nuestro plan inicial. Ya habrá otra ocasión para ver el Vaticano.

Cogimos nuevamente un taxi que nos dejó en la Piazza República (en obras).

Piazza Republica

Construida durante el desarrollo urbanístico llevado a cabo tras la capitalidad de Roma, la Plaza de la República (Piazza della Repubblica) es una de las principales plazas de la ciudad y una de las más bellas.

La Plaza de la República está formada por una gran rotonda en la que se sitúa una preciosa fuente, rodeada por imponentes edificios a un lado y un templo con apariencia derruida al otro.

También es conocida como la Plaza de la Exedra, ya que se encuentra situada en el lugar en el que se construyó una exedra (construcción descubierta de planta semicircular con asientos) en tiempos de Diocleciano.

La Fuente de las Náyades

En el centro de la Plaza de la República se alza majestuosa Fuente de las Náyades, construida entre 1870 y 1888 con las figuras de cuatro leones. En 1901 los leones fueron sustituidos por las estatuas de cuatro ninfas desnudas que representan el agua, que lograron escandalizar a la gente de la época.

La Plaza de la República es uno de los puntos de interés en la ciudad. Después de fotografiar la fuente y los magníficos edificios situados en la plaza, también se pueden visitar las cercanas Termas de Diocleciano y la Basílica de Santa María de los Ángeles.

Fuimos a tomarnos un chocolatito caliente para entrar en calor y después visitamos la Iglesia Santa María della Vittoria.

Iglesia Santa Maria della Vittoria

81

Santa Maria della Vittoria es una basílica del siglo XVII erigida para conmemorar la victoria del emperador Fernando II en la Batalla del Monte Blanco. La iglesia ha crecido en popularidad y recibe mayor número de turistas desde su aparición en el libro y la película “Ángeles y Demonios”.

Aunque exteriormente la iglesia pasa prácticamente desapercibida, alberga un interior con una profusa decoración. La falta de luz exterior es suplida con algunas velas que aportan un color muy especial al templo. Una de las estancias más importantes de la iglesia es la Capilla de Cornaro, en la que se encuentra la escultura de Bernini “El Éxtasis de Santa Teresa”. Se trata de una de las obras más destacadas de la escultura barroca. A pesar de que en 1833 la iglesia sufrió un importante incendio y tuvo que ser restaurada, en la actualidad se encuentra en perfectas condiciones.

Fuente de Moisés

Junto a Santa Maria della Vittoria se puede contemplar la imponente Fuente de Moisés que fue diseñada para ser colocada al final del acueducto Acqua Felice. Aunque se trata de una escultura muy impopular para los romanos debido a sus rasgos desproporcionados, resulta un conjunto arquitectónico muy llamativo.

Plaza Barberini

82

La Plaza Barberini, construida en 1625 bajo las órdenes del cardenal Francesco Barberini, se encuentra situada al final de la Via Venetto, y resulta especialmente llamativa gracias a las dos fuentes realizadas por Bernini. A escasa distancia de la plaza se encuentra el Palacio Barberini, un espléndido palacio barroco en el que se ubica la Galería Nacional de Arte Antiguo.

En el centro de la plaza se sitúa la Fontana del Tritone (Fuente del Tritón), realizada en 1643, en la que cuatro delfines sostienen al dios marino Tritón mientras este hace brotar un chorro de agua de una caracola. La fuente, realizada en travertino (roca sedimentaria) es una de las fuentes más notables realizadas por Bernini.

Algo más escondida en una de las esquinas de la plaza se encuentra la Fontana delle Api (Fuente de las Abejas), que constituye una de las obras más modestas de Bernini. Construida en 1644 en honor al Papa Urbano VIII Barberini, la fuente está decorada con grandes abejas que constituyen el emblema de la familia Barberini.

Quattro Fontane

En la plaza delle Quatro Fontane, se encuentra una fuente en cada una de las cuatro esquinas. Las Quattro Fontane (Las cuatro fuentes) es un grupo de cuatro fuentes de estilo tardo renacentista de la ciudad de Roma.

El grupo de las cuatro fuentes está situado en la intersección de Via delle Quattro Fontane y Via del Quirinale. El proyecto fue un encargo del papa Sixto V, dentro del proyecto de expansión urbanística de la ciudad, llevado a cabo por este papa y su construcción se realizó, con la financiación de Muzio Mattei, entre 1588 y 1593. Las fuentes se albergan en los huecos rectangulares que de diferentes tamaños están formados en las esquinas achaflanadas de los edificios. Las figuras, todas diferentes, se agrupan en pares, dos masculinas con barba, alegorías de los ríos Tíber y Arno, que se enfrentan a dos mujeres, que representan las diosas Diana y Juno. Los dos primeros simbolizan a las ciudades de Roma y Florencia, mientras que las de Diana y Juno, simbolizan respectivamente la lealtad y la fortaleza. El diseño de las fuentes del Tíber, Arno y Juno es quizás de Domenico Fontana, aunque existen muchas dudas sobre su atribución. La figura de Diana se atribuye a Pietro da Cortona.

Plaza del Quirinale

Situada en la más alta de las siete colinas de Roma, la Plaza del Quirinale ofrece unas espléndidas vistas de la ciudad. Tres de sus lados se encuentran flanqueados por imponentes edificios.

Uno de los elementos más llamativos de la plaza es el obelisco que se encuentra situado junto a las estatuas en las que Cástor y Pólux, patronos de los jinetes, aparecen domando a unos caballos. Antes de ser trasladadas a la plaza, las estatuas estuvieron colocadas en la entrada de las Termas de Constantino, mientras que el obelisco adornaba el Mausoleo de Augusto.

Palazzo del Quirinale

Construido en 1573 como residencia de verano para el papado, el Palacio Quirinale se convirtió en la residencia real italiana tras la unificación de Italia. Desde 1947 el edificio funciona como residencia para el presidente de la República.

Todos los días a las 15:00 horas tiene lugar la ceremonia del cambio de guardia frente al Palacio Quirinale. De aquí nos fuimos nuevamente a la Fontana de Trevi, esta vez de día

Fontana de Trevi

La Fontana de Trevi es la fuente más bonita de Roma. Con unas dimensiones de 20 metros de anchura por 26 metros de altura, la Fontana de Trevi es también la fuente más grande de la ciudad.

87

Los orígenes de la fuente se remontan al año 19 a.C., época en que la Fontana constituía el final del acueducto Aqua Virgo. La primera fuente fue construida durante el Renacimiento, bajo las órdenes del papa Nicolás V. El aspecto final de la Fontana de Trevi data de 1762 cuando, tras varios años de obras de la mano de Nicola Salvi, fue finalizada por Giuseppe Pannini.

Como curiosidad, el nombre de Trevi deriva de Tre Vie (tres vías), ya que la fuente era el punto de encuentro de tres calles.

¿Por qué siempre hay gente en la Fontana lanzando monedas al agua y haciéndose fotos? El mito, nacido con la película “Tres monedas en la fuente” en 1954, dice lo siguiente:

  • Si arrojas una moneda: volverás a Roma.
  • Si arrojas dos monedas: encontrarás el amor con una atractiva italiana (o italiano).
  • Si arrojas tres monedas: te casarás con la persona que conociste.

Para que esto funcione es recomendable lanzar la moneda con la mano derecha sobre el hombro izquierdo. Como dato curioso, cada año se extraen aproximadamente un millón de euros de la fuente. Desde el año 2007 este dinero se utiliza con fines benéficos.

De aquí nos fuimos a comer. Habíamos reservado en la Spaghetteria l’Archetto, Via dell’Archetto. Buenísimo todo.

88

Siguiente parada la Piazza de Spagna para verla de día y para recorrer la calle Via dei Condotti y sus tiendas de lujo.

Plaza Colonna

Situada sobre la Vía del Corso, la Plaza Colonna debe su nombre a la impresionante columna de mármol que se encuentra en ella desde el año 193.

Se trata de una plaza rectangular rodeada por imponentes edificios entre los que destacan el Palacio Chigi (sede del gobierno italiano), la Iglesia de Santi Bartolomeo ed Alessandro dei Bergamaschi, el Palacio Wedekind y el Palacio Ferraioli.

En uno de los laterales de la plaza se encuentra una fuente construida en 1577 por Giacomo della Porta, en la que se pueden ver dos grupos de delfines con las colas entrelazadas.

La Columna de Marco Aurelio

Levantada entre los años 176 y 192, la columna fue erigida tras la muerte del emperador Marco Aurelio para celebrar sus victorias en las Guerras Marcomanas.

La columna está construida con un relieve en espiral con un estilo similar al de la Columna de Trajano. En la parte superior se encuentra una estatua de bronce de San Pablo que fue colocada allí en 1589.

En la Plaza Montecitorio, situada a escasos metros de la Plaza Colonna, se encuentra la sede del Parlamento.

98

Campo dei Fiori

El Campo dei Fiori (Campo de flores) es una de las principales plazas de Roma, animada tanto de día, con su particular mercadillo, como durante la noche, cuando sus terrazas se llenan de turistas y locales.

La Plaza de Campo dei Fiori fue construida en el año 1456 por encargo del Papa Calixto III en el lugar donde se ubicaba un campo de flores, del cual tomó su nombre la plaza. Tras la remodelación de la zona y la construcción de varios edificios importantes como el Palacio Orsini, la plaza se convirtió en un lugar muy frecuentado por las personalidades más importantes.

El Campo dei Fiori se convirtió en un lugar muy próspero, repleto de talleres artesanos y albergues, y se montaban mercados de caballos dos veces por semana. La plaza también era el lugar en el que se celebraban las ejecuciones públicas, algo que se encarga de recordar la impresionante estatua de Giordano Bruno situada en el centro de la plaza. Este filósofo fue quemado en la plaza en el año 1600 acusado de herejía, y en 1889 se levantó el monumento en su honor.

En la actualidad el Campo dei Fiori es uno de los lugares más populares de la capital. Todas las mañanas de lunes a sábado, desde el año 1869, se monta un mercadillo en el que se venden alimentos, flores y productos variados. Por la noche se convierte en una zona muy agradable para cenar en alguna de sus terrazas.

Otra fuente interesante es la Fontane de las Tortuga que se encuentra en la plaza del duque Mattei, quien encargó la fuente a Tadeo Landini en 1585, más tarde, en 1658, Bernini añadió las tortugas. Allí cerca está la iglesia de Santa María in Campitelli. Vemos la Iglesia del Gesù situada en la plaza del Gesù, es la iglesia madre de la Compañía de Jesús, conocida como los jesuitas, una orden de la Iglesia católica. Su fachada está reconocida como la primera verdaderamente barroca y fue el modelo de innumerables iglesias jesuitas en todo el mundo, especialmente en el continente americano.

Y de allí nos vamos a la Plaza Venecia, una de las plazas romanas con más vida y gentío en la que se levanta el grandioso Monumento Nazionale a Vittorio Emmanuele II, el monumento más grande de Italia que ya hemos visto varias veces 

Monumento a Víctor Manuel II

El Monumento Nazionale a Vittorio Emanuele II, conocido también como Vittoriale, es un imponente edificio situado en la Piazza Venezia. Fue inaugurado en 1911 para rendir homenaje a Víctor Manuel II, primer rey de Italia tras su unificación.

En su interior se encuentran el Instituto para la Historia del Risorgimento italiano y el Museo Central del Risorgimento. Desde 1921 el Monumento a Víctor Manuel acoge la tumba del soldado desconocido, un lugar en el que brilla la llama eterna y se encuentra siempre custodiado por dos soldados.

El colosal monumento de 135 metros de anchura y 70 metros de altura está compuesto por decenas demajestuosas columnas corintias e interminables escaleras, todo ello realizado en mármol blanco. Una escultura ecuestre de Víctor Manuel realizada en bronce preside el conjunto y dos cuadrigas guiadas por la diosa Victoria coronan el pórtico de 16 columnas. El monumento fue muy criticado desde su construcción, ya que fue necesario derribar numerosos edificios de gran valor para dejar libre suficiente espacio, y entre los ciudadanos italianos no llegó a cuajar la idea de instalar un edificio tan llamativo y recargado junto al resto de los edificios clásicos que lo rodean.

99

Día 6 : Massimo della Terme, Termas de Diocleciano y Galería Borghese

Sábado, 2 de enero del 2015

100

Como tenemos el vuelo por la tarde aprovechamos para ir a la Villa Borghese, allí hay un parque, donde hay jardines, fuentes, varios edificios, museos y atracciones.

Vamos a ir andando ya que se pasa por delante del Palazzo Massimo della Terme así como las Termas de Diocleciano. Hoy sí está lloviendo por lo que se agradece estar metidos en museos.

Palazzo Massimo alle Terme

101

El Palazzo Massimo es una de las cuatro sedes del Museo Nazionale Romano, (junto con las Termas de Diocleciano, el Palacio Altemps y la Cripta Balbi). Posee una de las mejores colecciones arqueológicas del mundo.

102

Conocido también como Palazzo Massimo alle Terme debido a su cercanía a las Termas de Diocleciano, el edificio del museo es un gran palacio renacentista construido entre 1883 y 1887 que funcionó como colegio jesuita de Roma hasta 1960.

Las exposiciones del Palazzo Massimo están organizadas por temas y ordenadas cronológicamente a lo largo de las cuatro plantas del museo. En el sótano se sitúa la que probablemente sea la parte menos interesante, compuesta por una extensa colección de joyas y monedas romanas correspondientes a diferentes épocas.

Las dos plantas siguientes están dedicadas a la escultura romana, donde se pueden ver diferentes copias de famosas esculturas griegas, además de impresionantes sarcófagos y bajorrelieves.

En la planta superior, la más interesante del museo, se pueden ver los mejores frescos romanos que se conservan en el mundo. Los frescos fueron despegados de las paredes de la Casa de Livia y la Villa Farnesina y, tras su restauración, reproducen los ambientes originales en los que se encontraban.

En la misma planta se puede ver una impresionante colección de mosaicos realizados entre los siglos II y IV d.C..

Termas de Diocleciano

Construidas en el año 305 d.C. bajo el mandato del emperador Diocleciano, las Termas de Diocleciano, con capacidad para más de 3.000 personas (el doble que las Termas de Caracalla), fueron el mayor complejo termal de la Antigua Roma.

109

Durante el año 298 comenzaron los trabajos de construcción de las termas, que se verían finalizadas en el 305. Las termas se construyeron con una estructura similar a las de Caracalla, edificadas en ladrillo revestido de mármol y decoradas con mosaicos y esculturas. La edificación ocupaba un terreno de más de 13 hectáreas, a lo largo de las cuáles se disponían el gimnasio, la biblioteca, baños fríos, calientes y templados.

Debido a la muerte de miles de cristianos que trabajaron como esclavos en la construcción de las termas, Diocleciano fue acusado y se vio obligado a abdicar. El complejo permaneció en funcionamiento hasta el año 537, momento en que se vio clausurado cuando los pueblos bárbaros cortaron el suministro de agua a la ciudad. En el año 1561 el Papa Pio IV encargó a Miguel Ángel la construcción de la Basílica de Santa María de los Ángeles en una parte de las termas para honrar a los cristianos fallecidos en ellas.

Después de 30 años de trabajos de restauración el Aula Décima de las Termas de Diocleciano abrió al público en el año 2008 para pasar a formar parte del Museo Nacional Romano. En la actualidad se puede visitar una de las pocas partes que quedan de la impresionante edificación, en la que se puede ver la gran altura que poseía el edificio.

En el interior se expone una imponente construcción funeraria además de dos tumbas con una gran decoración a base de frescos y estuco, que se cree que datan de comienzos del siglo II d.C.

En la parte descubierta de las termas es posible pasear por un claustro ajardinado en el que se exponen cerca de 400 obras de arte que incluyen estatuas, sarcófagos y relieves.

Salimos y visitamos la Basílica de Santa María de Los Ángeles y Los Mártires.

Basílica de Santa María de los Ángeles

112

Santa María de los Ángeles (Santa Maria degli Angeli e dei Martiri) fue diseñada por Miguel Ángel y es la única iglesia renacentista de Roma. La iglesia, situada junto a la Plaza de la República, es una de las más especiales de la ciudad debido a su aspecto exterior derruido que contrasta con un amplio y espectacular interior. El terreno en el que se encuentra la Basílica de Santa María de los Ángeles estaba ocupado por las Termas de Diocleciano, una impresionante demostración de la grandeza del imperio romano hasta que, en un intento por conquistar Roma, los Godos cortaron el suministro de agua de todos los acueductos de la ciudad, por lo que las termas quedaron en el abandono.

Las termas se transformaron en un lugar peligroso repleto de bandidos, bodegas y prostitución hasta que, durante el Renacimiento, los terrenos fueron adquiridos por el cardenal francés Giovanni du Bellay que los transformó en una preciosa villa rodeada de jardines. Un sacerdote siciliano propuso la construcción de una iglesia sobre las Termas de Diocleciano, con el fin de dedicarla al recuerdo de todos los esclavos cristianos que fallecieron durante la construcción de las termas.

Tras varias decenas de años, los esfuerzos del sacerdote se vieron recompensados en 1560, cuando el Pontífice Pio IV encargó a Miguel Ángel que transformara parte de las termas en una iglesia.

El interior de Santa María de los Ángeles resulta sorprendente tras contemplar su aspecto exterior derruido. Con unas dimensiones impresionantes, el templo posee una rica decoración en la que destacan los grandes frescos de las paredes y las enormes columnas de mármol de diferentes colores.

En el suelo se puede ver la línea Meridiana trazada por Francesco Bianchini en 1703, que indicaba el mediodía y la llegada de los solsticios y los equinoccios, además de funcionar como calendario.

Como ya tenemos hambre vamos en busca de un restaurante, lo que no resultó fácil, ya que esta zona es muy selecta y lo poco que encontramos a la primera se nos salía del presupuesto.

Villa Borghese

Allí también está la Galería Borghese, uno de los museos más importantes de Roma. Tenemos las entradas reservadas para las 15:00 h. Duración aprox. 2 horas.

Puedo decir que esta visita nos dejó impresionados a los 8. Las salas son preciosas y parecen recién pintados.

113114

La Galería Borghese es un museo de arte situado en los jardines de Villa Borghese, Roma. Dentro de la renombrada riqueza artística de la ciudad, es una de las pinacotecas esenciales, de visita obligada.

El edificio de la Galería se encuentra enclavado en los jardines de Villa Borghese, cuyo conjunto conformaba anteriormente la Villa Borghese Pinciana, propiedad de la familia homónima. La Galería Borghese conserva una parte sustancial de la colección Borghese de pintura, escultura y antigüedades, la cual fue iniciada por el cardenal Scipione Borghese (1576 – 1633), sobrino del papa Pablo V (papado: 1605–1621).

Scipione Borghese fue el primer mecenas de Bernini y un ávido coleccionista de la obra de Caravaggio, por lo que ambos artistas se encuentran extensamente representados en el museo. Además exhibe obras destacables de otros autores como Amor sacro y amor profano de Tiziano, el Entierro de Cristo de Rafael Sanzio y notables trabajos de Peter Paul Rubens, José de Ribera, Agnolo Bronzino y Federico Barocci.

El amplísimo parque, actualmente bajo gestión municipal, fue en su época tan extenso como todo el centro histórico de Roma. Un pequeño tren lo recorre varias veces al día y tiene su parada a las puertas de la galería.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s